FORMACIÓN | La capacitación para ejercer ésta vocación se adquiere con experiencias artístico-terapéuticas, reflexión y el estudio de los conocimientos médicos, filosóficos, terapéuticos y religiosos del hombre integral con cuerpo, alma y espíritu. La Formación prepara a los alumnos para ofrecer y trabajar con Terapia Artística en diversos ámbitos, ya sea en la prevención, terapia propiamente dicha, y/o rehabilitación. Los campos y espacios de trabajo son: la medicina clínica, psiquiatría, psicosomática, oncología, neurología, pedagogía curativa, en las escuelas, jardines de infantes, cárceles, drogas y adicciones, geriátricos, clínicas, y centros de rehabilitación.
En los dos grupos anteriores la formación tuvo en la medida de lo posible un ritmo de “7 X 5”. Trabajamos los días martes, durante 7 semanas seguidas, y a continuación tuvimos un módulo intensivo de 5 día completos. Éste ha sido el ritmo de cada año. Hemos denominado “épocas” al trabajo semanal, y “módulos” al trabajo intensivo. Han sido 5 o 6 módulos intensos por año. Después de cada módulo, el martes siguiente fue libre.
En la actualidad el grupo coordinador prepara un camino para la actualización de los terapeutas formados y para el preparo de un nuevo grupo de interesados con vistas a la formación del tercer grupo.